Rinoplastía:
Cirugía de Nariz

La cirugía de nariz también conocida como Rinoplastia, es la cirugía estética por excelencia, donde el cirujano plástico hace gala de todos sus conocimientos para obtener un equilibrio perfecto entre las estructuras anatómicas de la nariz y el rostro, tanto desde la vista frontal como lateral.

En la actualidad esta cirugía se caracteriza por ser menos agresiva, no como lo era a inicios de los noventa. Ahora, se tiene mucho cuidado en respetar las estructuras cartilaginosas que tienen que ver directamente con el funcionamiento adecuado de la respiración.

Un resultado inaceptable son la narices “respingadas” por el acortamiento excesivo del tabique nasal, colapsos en la punta por resecciones exageradas de los cartílagos de la punta y el dorso como “tobogán”, como consecuencia de la resección excesiva de los cartílagos y huesos que conforman el techo de la pirámide nasal.

Para que una Rinoplastia sea exitosa debe ser realizada por un cirujano con experiencia, el cual haya hecho un diagnóstico claro y preciso del problema. De esa manera podrá combinar la gran cantidad de técnicas quirúrgicas existentes para lograr un balance adecuado.

El Cirujano inexperto utilizará una técnica quirúrgica para todos los casos y dará un resultado “en molde”, por tanto no es lo ideal para los diferentes tipos de pacientes.

Debe realizarse siempre en una Clínica Categorizada y no en un consultorio o casa remodelada con publicidad de Clínica, para poder actuar ante complicaciones que pudieran presentarse.  Además, debe pasar una evaluación con el anestesiólogo antes de ingresar a cirugía.

Esta es una de las cirugías más agradecidas por los pacientes, ya que embellece mucho el rostro. En muchos casos, si lo requiere, puede asociarse al aumento de mentón mejorando aún más el resultado. Esta cirugía es conocida como perfiloplastia.

Animación 3D de Rinoplastía Técnica Cerrada

Animación 3D de Rinoplastía Técnica Abierta

Entrenamientos y Experiencia

Durante mi residentado en Cuba perfeccioné todos los conceptos quirúrgicos con el Dr. Julio Cesar Gálvez en la Habana Cuba (1997-2001).  El Dr. Gálvez es actualmente Miembro del Comité Científico de la Sociedad Cubana de Cirugía Estética y presenta sus trabajos de Rinoplastia en los Congresos Internacionales más importantes.

Fotos de Antes y Después

Recomendaciones

  • Debe realizarse a partir de los 16 años ya que a esta edad se ha completado el desarrollo de los cartílagos y huesos nasales. Solo se puede operar antes si es que el paciente presenta un defecto congénito o algún traumatismo importante.
  • Si quiere someterse a una nueva rinoplastia porque no está contenta con el resultado es recomendable esperar un año para que la cicatrización se haya completado y así poder ver el problema definido para corregirlo.
  • Evite colocarse sustancias de relleno en la punta y en el dorso nasal ya que esto produce fibrosis que luego es muy difícil de corregir. Tampoco silicona sólida ya que se han reportado múltiples casos de salida de este implante a través de la piel con resultados estéticos lamentables.

Preguntas Frecuentes

La cirugía dura aproximadamente dos horas, donde se pueden trabajar todas las estructuras anatómicas, tanto de hueso como de cartílago. Si se trata sólo de los cartílagos de la punta nasal, la cirugía puede durar menos de una hora.

Si es de alto riesgo, sino se realiza en una Clínica que cuente con todas los equipos necesarios para tratar una emergencia. Los consultorios o falsas clínicas, no tienen este soporte.

También el riesgo es alto, si es que en la Cirugía el cirujano no está acompañado de un anestesiólogo quien es el especialista para cuidar la función respiratoria y cardíaca del paciente.

El dolor es controlado muy bien con los analgésicos que recibe el paciente durante el post operatorio. Lo que sí existe, es incomodidad por la dificultad para respirar por la nariz ya que se dejan gasas en las fosas nasales de 24 a 48 horas.

En la gran mayoría se usa una sedación por vía endovenosa y una vez que el paciente está dormido, se aplica anestesia local. De esta manera el paciente no percibirá ningún tipo de dolor durante el acto operatorio. Un anestesiólogo experimentado garantiza el confort durante la cirugía.

Puede haber inflamación y presentar algunos hematomas alrededor de los ojos, producto de las fracturas realizadas en los huesos de la nariz; esta disminuirá en los siguientes tres días. El yeso se retirará a los siete días quedando luego con esparadrapos por dos días más. La inflamación baja en gran medida durante la tercera semana.

Está indicada en pacientes con rinoplastias previas mal realizadas, desviaciones de tabique importante y con ángulo nasolabial cerrado. También las narices negroides y asiáticas están indicadas para el uso de esta técnica. La cicatriz es imperceptible con el paso de los días.

¿Tiene Alguna Consulta?

Si está interesada(o) en realizarse alguno de nuestros procedimientos o desea recibir mayor información, escríbanos y nos pondremos en contacto con usted para resolver todas sus consultas o coordinar una cita.